CARTA A LOS HERMANOS ISTMEÑOS

Hace unos días visité Juchitán y Santa María Xadani, sentí una fuerte opresión en mi pecho al ver la situación de estos pueblos.

Mi reporte es: miles de casas destruidas , miles de personas viviendo en refugios temporales construidos por ellos mismos en la calle, miles de niños sin clases. Todo esto esta así desde el 7 de septiembre de 2017.

Sé que mucha gente no se entera de nada de esto por que están viendo la televisión, muy ocupados en su trabajo o simplemente no les gusta ver la realidad.

No sé si el #fuerzaméxico de los jóvenes era sólo moda o realmente estamos dispuestos a darlo todo.

No es posible que los futuros candidatos a la presidencia de México ya están realizando su precampaña y en estas poblaciones de nuestro país la gente no tenga casa, ni hospitales, que los niños no estén recibiendo la educación pública a la que tienen derecho.

¿Desde cuándo se perdió así la humanidad?

¿Qué no somos todos mexicanos?

¿Un soldado en cada hijo te dio?

A mi sí me duele la destrucción, me duele el sufrimiento y la necesidad de los pueblos en desgracia. Sólo te invito a que vivas durante 4 meses en una casa de campaña de 4×2 mt (que fue donada por el gobierno de China) para que por lo menos consideres una pequeña prueba de todo lo que ellos han vivido.

Nos quejábamos que por culpa de los maestros (sarcasmo) los niños no tenían clases. Estos niños llevan más de 4 meses sin clases y no escucho las voces de los de derecha quejándose sobre la ineptitud del gobierno para resolver esta situación.

Recuerdo que en la primaria me enseñaron que el artículo 3 constitucional dice que la educación es laica, gratuita y obligatoria. Lo menciono como dato curioso por si a alguno de los que lean este post no se lo comentaron.

Y hablando de verdades; en el Estado de México las aulas temporales para las escuelas que se vieron dañadas luego del sismo, llegaron antes de que se cumplieran los 15 días del acontecimiento. Para esos días los niños en este Estado ya habían regresado a clases.

Entonces ¿Qué pasa con Oaxaca?, ¿No se pueden llevar las aulas?, ¿No hay recurso para eso?, ¿Ahí no son mexicanos?. Me encantaría saber el ¿Por qué?.

Y cuando busco en mi cerebro ideas para escribir este post, vuelvo a imaginarme viviendo 4 meses en una casa de campaña; los bebés, los ancianos, los enfermos, en fin todos.

Sé que este post no cambiará su situación pero quiero reconocer que toda esta gente ha sido un ejemplo de fuerza, de lucha y de orgullo nacional.

Gracias Istmeños por demostrarnos que aún existen grandes guerreros en este país. Estamos con ustedes hasta donde dé esta vida.

Con mucho amor y respeto para toda la gente del Istmo de Tehuantepec.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: