Aterrizando 15 citas de “Las venas abiertas de América Latina”

En esta nueva categoría de publicaciones donde hablaré sobre libros que han dejado una huella importante en mi. No pretendo hacer un resumen o una reseña, sino extraer los puntos que a mi más me tocaron y dar mi opinión acerca de ellos.

Esto lo realizo con el fin de fomentar la lectura y compartir ideas acerca de problemáticas o corrientes del pensamiento, que obviamente cada ser percibe de forma única. Considero que esto es uno de los ejercicios más difíciles para toda persona, aprender a respetar las ideas de cada individuo.

LAS VENAS ABIERTAS

Sin más preámbulo, comienzo con mis citas memorables de “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano

  1. “Ahora América es, para el mundo, nada más que los Estados Unidos: nosotros habitamos a lo sumo, una sub América, una América de segunda clase, de nebulosa identificación” (Galeano, 1971, p 16.)

 Justamente ahora este argumento nos ha tocado a millones de latinoamericanos , a diario somos olvidados o despreciados por el resto del mundo que cuando habla de América, se refiere a Estados Unidos de Norteamérica. Para aclararles el continente americano esta conformado por más de 30 naciones que valen exactamente lo mismo que nuestro vecino de norte.

  1. “El capitalismo central puede darse el lujo de crear y creer sus propios mitos de opulencia, pero los mitos no se comen, y bien lo saben los países pobres que constituyen el vasto capitalismo periférico” (Ibídem, 17)

Como tal el capitalismo es un tema tan vasto y cambiante que el mismísimo Marx no pudo abarcar todo lo que conlleva, ni la destrucción que genera. Sin embargo no necesitamos ser economistas para analizar si en general este sistema como el que llevamos es el correcto para el bienestar de la humanidad. Yo considero que no, que podríamos tener algo mucho mejor que esto. 

  1. “Potosí, Bolivia “La ciudad que más ha dado al mundo y que menos tiene” Esta ciudad condenada a la nostalgia, atormentada por la miseria y el frío, es todavía una herida abierta del sistema colonial en América: una acusación. El mundo tendría que empezar por pedirle disculpas.” (Ibídem, 51)

 ¿Cuántas Potosí hay en todo América Latina? Son muchas las ciudades masacradas y destruidas por el imperialismo de las potencias, sin duda alguna siguen siendo golpeadas hoy en día. Ahora bajo una supuesta soberanía nacional, se oculta el poder de los mercados que siguen desmembrando nuestra Latinoamérica.

  1. “México, el país de la desigualdad y Humboldt pudo escribir sobre él: << Acaso en ninguna parte la desigualdad es más espantosa… la arquitectura de los edificios públicos y privados, la finura del ajuar de las mujeres, el aire de sociedad; todo anuncia un extremo de esmero que se contrapone extraordinariamente a la desnudez, ignorancia y rusticidad del populacho>>”. (Ibídem, 57)

 Después de más de 40 años que se publicó este libro, nuestro México sigue viviendo en la desigualdad. Sólo aquí más de la mitad de la población vive en pobreza y nuestros políticos son más millonarios que los grandes empresarios. Aquí tenemos muestras gráficas de lo que significan los cinturones de pobreza, mientras caminas por una de las zonas más modernas de la Ciudad de México, que es Santa Fe, puedes observar la miseria en la que viven miles de mexicanos con tan solo cruzar una avenida.

  1. “La economía colonial latinoamericana dispuso de la mayor concentración de fuerza de trabajo desde antes conocida, para hacer posible la concentración de riqueza de que jamás haya dispuesto civilización alguna en la historia mundial” (ibídem, 58)

 Es interesante ver como para los europeos la riqueza era igual al oro y piedras preciosas, mientras para los nativos de nuestra América, no tenía tal importancia. Aplicado a nuestros días sería bueno reflexionar lo que significa riqueza en este siglo, por que hablando muy a la “economista” la riqueza se mide por que tan escaso es un bien. Lo dejo como reflexión ¿Para ti qué es escaso en este momento? El agua, el oxígeno, el tiempo, los alimentos, etc. No sé, pegúntatelo a ti mismo.

  1. “Potosí era una <<boca del infierno>> que anualmente tragaba indios por millares y millares y que los rapaces mineros trataban a los naturales <<como animales sin dueño>>”. (Ibídem, 60)

 Cuando leí esta frase, no pudo venir a mi mente otra cosa que el narcotráfico. ¿Cuántas vidas se pierden actualmente en el narcotráfico? Los negocios evolucionan y ahora ya no hay tantos metales para sacar de nuestras tierras, pero las actuales industrias ilegales siguen llevándose la vida de miles de seres humanos tal y como en la colonia.

  1. “Desterrados en su propia tierra, condenados al éxodo eterno, los indígenas de América Latina fueron empujados hacia las zonas más pobres, las montañas más áridas o el fondo de los desiertos a medida que se extendía la frontera de la civilización dominante. Los indios han padecido y padecen -síntesis del drama de toda América Latina- la maldición de su propia riqueza.” (Ibídem, 69)

Este tema lo toqué muy superficialmente en el post de “La niñez indígena en México” pero es una realidad muy dura la que se vive en los actuales pueblos indígenas. Siguen sufriendo más que el promedio los estragos de la desigualdad y también entran factores de discriminación y/o racismo contra ellos. Tenemos mucho que agradecerles por esa hermosa riqueza cultural que nos brindan, las lenguas de nuestros ancestros que ellos conservan y por mantener esa identidad que nosotros fuimos perdiendo.

  1. “El alimento de las minorías se convierte en el hambre de las mayorías” (Ibídem, 89)

Nos hemos encargado de crear tantas necesidades en la vida diaria que hemos dejado de preocuparnos por aquellas básicas que permiten la vida humana. Las condiciones laborales en muchos de nuestros países son infrahumanas y aún así, la mayoría de nosotros no nos preocupamos por saber lo que hay detrás de consumir determinado producto. Si la empresa a la que estamos comprando es responsable con sus trabajadores y sus procesos productivos.

  1. “Cuba sigue siendo una factoría productora de materia prima. Se exporta azúcar para importar caramelos…” Fidel Castro (Ibídem, 99)

 En nuestros días sigue siendo la misma historia para muchos de nuestros países, sí hay empresas muy específicas que le han dado ese valor agregado a lo que nuestra tierra produce y logran venderlo a otras naciones. Sin embargo no son las suficientes.

Hace mucha falta promover estas industrias transformadoras teniendo como eje principal a gente de nuestra tierra, creadores y directores latinoamericanos.

  1. “Había en Cuba, en 1958, más prostitutas registradas que obreros mineros” (Ibídem, 99)

 Desde la prehistoria, el 58 y hasta hoy, la trata de mujeres es uno de los negocios que cobran más vidas al año. Lo triste es que siga existiendo y que muchos de los “hombres y mujeres modernos” seamos consumidores de servicios como este. Ojalá entendiéramos que eso no es libertad para las personas que “trabajan” en eso, lo coloco entre comillas por que no lo considero un trabajo sino una forma más de esclavitud.

  1. “Juan Valdés sonríe en los avisos, pero la atomización de la abate el nivel de vida de los cultivadores, de ingresos cada vez menores, y facilita las maniobras de la Federación Nacional de Cafeteros, que representa los intereses de los grandes propietarios que virtualmente monopoliza la comercialización del producto. Las parcelas de menos de una hectárea generan un ingreso de hambre de treinta dólares, como promedio, por año.” 1962 (Ibídem, 11)

 Entiendo que la declaración de esto fue en 1962, pero ¿Cuánto ha mejorado la calidad de vida de mis queridos agricultores colombianos? Me declaro amante ferviente de su café Juan Valdez , pero cuando leí esto me desilusioné bastante. Al mismo tiempo me dio una gran curiosidad por investigar cómo se esta manejando ahora. Espero hacer muy pronto un análisis más a detalle sobre este tema y compartirlo en un post.

  1. México “La reforma agraria se proponía <<destruir de raíz y para siempre el injusto monopolio de la tierra, para realizar un estado social que garantice plenamente el derecho natural que todo hombre tiene sobre la extensión de tierra necesaria a su propia subsistencia y a la de su familia>>” (Ibídem, 161)

 La tierra como un derecho natural, eso si lo analizas creo que suena de lo más equitativo y que lo hayan pensado en el tiempo de Emiliano Zapata se me hace totalmente memorable. Ahora queremos aglomerarnos en altos edificios y solo pagar renta. Ya el campo es para los que no pueden vivir en la ciudad. Absurdo y tonto pero de lo más cierto.

  1. “Sin duda, uno de los hechos más importantes de estos años de la década del 70 en nuestras tierras, fue una tragedia: la insurrección militar que el 11 de septiembre de 1973 volteó al gobierno democrático de Salvador Allende y sumergió a Chile en un baño de sangre”. (Ibídem, 346)

 Les aseguro que la mayoría de la gente de mi generación relaciona los ataques terroristas con el 11 de septiembre. Claro, es mucho más fácil ver la televisión o ver las películas de Hollywood que agarrar un libro y leer sobre Salvador Allende. No los culpo, los medios nos dan ya tan digerida la información que ni siquiera sentimos al tragarla.

  1. “El principal producto de exportación de América Latina, venda lo que venda, materias primas o manufacturas, son sus brazos baratos.” (Ibídem, 355)

 Aunque ahora China es mucho más atractiva en cuanto a capital humano de manufactura, nuestra ubicación nos sigue dejando una buena rebanada del pastel.

Seguimos vendiendo mano de obra barata y aún más con la gran ayuda que nos dio el gobierno con la última reforma laboral. Podemos seguir luchando por esos trabajos que nadie quiere hacer. Para que las grandes trasnacionales sigan llegando a contratarnos por sueldos que no alcanzan para comer pero que nos mantienen ocupados. ¡Gracias! (Nótese mi sarcasmo)

  1. “El subdesarrollo no es una etapa del desarrollo. Es una consecuencia. El subdesarrollo de América Latina proviene del desarrollo ajeno y continúa alimentándolo.” (Ibídem, 363)

Muchas veces he escuchado acerca de la maldición de nuestra riqueza, la naturaleza nos la regaló y hemos dejado que otros hombres la exploten.

No hago este análisis con el fin de generar odio por otros países o resentimientos innecesarios por lo que hicieron nuestros antepasados, simplemente considero que debemos aprender de nuestros errores. La historia se hizo para contarse y para comprender las enseñanzas que aún no queremos ver.

Es simplemente ser más críticos, más objetivos con aquello que pensamos, aquello que consumimos, en lo que trabajamos, lo que creamos y la Latinoamérica que queremos dejarles a nuestros hijos.

Para mi fue una gran lección leer este libro, y espero que por lo menos una persona de las que están leyendo este blog se interese en leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: